¿Conoces el método Baby-led weaning BLW? - Mama Be Be
15990
post-template-default,single,single-post,postid-15990,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-theme-ver-13.9,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive

¿Conoces el método Baby-led weaning BLW?

¿Conoces el método Baby-led weaning BLW?

Aproximadamente a los 6 meses de vida del bebé  la leche materna o de fórmula necesita ser complementada con otros alimentos. No olvidemos que la leche seguirá siendo su alimento principal por lo menos hasta el primer año de vida.

Para introducir de forma gradual la alimentación complementaria de nuestro bebé podemos utilizar el método Baby-led weaning (BLW). Con este método nuestro pequeño adquiere un papel activo en su alimentación, autoregulando a que ritmo y que cantidad de alimento quiere comer. Con el BLW no es necesario triturar la comida, preparar o comprar papillas. Sera el propio niño quien poco a poco con sus propias manos se lleve los alimentos sólidos a la boca. De esta forma nuestro bebé podrá explorar todo un mundo de olores, texturas, colores y sabores. Gradualmente nuestro bebé irá comiendo los alimentos que come el resto de la familia y podrá participar desde el primer día en todas las comidas familiares.

¿Cuándo podrá empezar mi bebé con el método de alimentación BLW?

Para iniciar este método de alimentación complementaria es necesario que tu bebé:

  • Se pueda mantener sentado en la trona o el regazo sin vuestra ayuda o la ayuda de cojines.
  • Muestre interés por la comida.
  • Haya desaparecido el reflejo de extrusión (si saca la lengua cuando la comida entra en su boca).
  • Sea capaz de sujetar la comida y llevarla a la boca.

Estas pautas las cumplirá tu bebé aproximadamente entre los 6 y los 7 meses.

¿Qué ventajas tiene el método BLW?

  • El bebé come la cantidad de comida que necesita, pues es el quien decide cuando está saciado y parará de comer. Con las papillas podemos ofrecer más cantidad de alimento forzando así a nuestro hijo a comer más de lo que requiere.
  • Nuestro pequeño identificará nuevos sabores, colores, y texturas.
  • favorece el desarrollo de la psicomotricidad del bebé: mejora la coordinación ojo-mano-boca, la presión manual y es ideal paraayudarlos a aprender a hacer la pinza con los dedos.
  • No tenemos que cocinar la comida del bebé por separado, pues poco a poco irá comiendo los mismo alimentos que toda la familia
  • El bebé podrá comer en familia mientras se divierte imitando a los adultos y nosotros nos derretiremos de amor al ver su evolución.

Si ya ha iniciado la alimentación complementaria  con papillas ¿puedo introducir el BLW?

Por supuesto, aunque para ello es necesario hacer una transición a solidos. Dejar de triturar la comida progresivamente, dejando algún trozo o aplastándola con el tenedor.

¿Y si mi bebé no puede seguir el método de alimentación BLW en todas las comidas?

Para seguir el método de alimentación complementaria BLW nuestro pequeño debería poder tener acceso a alimentos solidos en todas las comidas. No obstante, muchas veces las circunstancias no lo permiten, nuestros bebés pasan horas a cargo de abuelos, cuidadores o guarderías. En este caso podremos ofrecer los alimentos solidos en las horas y días que estemos con nuestro bebé.

¿De que manera debo ofrecer los alimentos?

Al inicio se recomienda ofrecer alimentos un poco más grandes que el tamaño del puño cerrado del bebé y en forma de barrita, de esta manera podrá cogerlos con la mano, chuparlos y morderlos con las encías. Sobre el décimo mes el bebé sera capaz de agarrar con sus dedos en forma de pinza y podrá agarrar trozos de alimento más pequeños. En cuanto a la textura, el alimento no debe deshacerse pero tampoco estar demasiado duro. Un buen truco es aplastar el alimento con nuestros dedos, de esta forma sabremos si el bebé sera capaz de aplastarlo con su encia.

¿Qué alimentos es mejor evitar durante el primer año de vida?

  • Azúcar.
  • Sal.
  • Marisco y pescados grandes: pez espada, tiburón, lucio, atún rojo. Limitar incluso en menores de tres años debido a la cantidad de mercurio
  • Espinaca, cardos, y acelgas. Evitar en menores de un año por el contenido en nitritos.
  • Algas, por su alto contenido en yodo.
  • Miel, por el riesgo de botulismo.
  • Alimentos industriales.
  • Leche de vaca, leche de soja, bebidas de arroz.
  • Carnes, pescados o huevo poco cocinados.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de atragantamiento?

Los estudios científicos no han mostrado diferencias en cuanto a los atragantamientos en aquellos bebés que se alimentan con papillas y los que se alimentan con el método BLW.  No es estrictamente necesario realizar un curso de primeros auxilios por escoger el método de alimentación complementaria BLW. Sin embargo, recomiendo a todos los padres realizar un curso de primeros auxilios independientemente del método elegido para alimentar al bebé. Cabe recordar que el bebé se puede atragantar incluso con pequeños objetos que no necesariamente tienen porque ser comida.

Os dejo estos consejos para evitar el atragantamiento durante el método BLW:

  • Nunca dar frutos secos enteros. En caso de ofrecerlos deben de estar triturados
  • Las salchichas tipo Frankfurt, ofrecerlas en tiras y no en rodajas.
  • Los alimentos pequeños  y redondos como uvas, olivas, cerezas etc debemos ofrecerlos partidos por la mitad.
  • La manzana y zanahoria cruda debe ofrecerse cocinada, asada o rallada.
  • No meter la comida en la boca de nuestro bebé. Podríamos introducir la comida más hacia adentro de lo que el bebé es capaz de gestionar.

Ahora a disfrutar de los beneficios de este método de alimentación complementaria en familia. Espero que os haya gustado y os resulte muy útil, de ser así no olvidéis compartirlo.

 

No Comments

Post A Comment

Share This

Compartir

Comparte esta artículo con tus amigos!